Información

Los arqueólogos confirman la ciudad antigua prehistórica más grande de China


Después de casi dos años de prospecciones, exploraciones y excavaciones arqueológicas a gran escala, los arqueólogos han confirmado recientemente que las ruinas de Shimao cubren un área de más de cuatro kilómetros cuadrados, lo que las convierte en las ruinas de una ciudad prehistórica más grande de China. El descubrimiento es de gran importancia para seguir investigando los orígenes de la civilización china.

Las ruinas neolíticas de Shimao se encuentran en el extremo norte de la meseta de Loess, a más de veinte kilómetros del río Amarillo en la provincia de Shaanxi, y se remontan al año 2000 a. C.

Las antiguas ruinas fueron descubiertas por primera vez en 1976 y declaradas como Monumento Protegido del Patrimonio Cultural Nacional en 2006, pero no fue hasta 2011 que se inició un estudio y excavación sistemáticos en el sitio. Desde entonces, el equipo de arqueólogos ha descubierto murallas de piedra bastante bien conservadas, puertas fortificadas que pueden cerrarse en sus bases, torretas, una muralla exterior de la ciudad y un patio interior. Restos de palacios, casas, tumbas, altares de sacrificios y talleres de artesanía están esparcidos por el sitio, y este año, los arqueólogos encontraron las ruinas de una enorme puerta exterior que fue construida utilizando técnicas complejas y avanzadas.

"Se pensaba que las defensas construidas junto a las murallas de la ciudad se remontaban a los períodos de primavera y otoño de los siglos VIII al V aC. Pero este descubrimiento ha redefinido esa historia", dijo Sun Zhouyong, investigador del Instituto de Arqueología e Investigación de Shaanxi.

El descubrimiento de muchos restos importantes, como los primeros murales conservados, cerámica de jade parcial y grandes cantidades de fragmentos de cerámica, indicó que el sitio de Shimao desempeñaba una posición central importante en la esfera cultural del norte de China.

También se han encontrado entre setenta y ochenta cráneos de mujeres jóvenes. Se cree que fueron asesinados y posteriormente enterrados en una fosa común aquí. "Los cráneos muestran señales de haber sido golpeados y quemados. Este entierro colectivo también podría tener algo que ver con la ceremonia de fundación de la ciudad", dijo Sun.

Las ruinas de la ciudad de Shimao pasarán a la historia como uno de los hallazgos arqueológicos definitivos del siglo hasta ahora en China. Su importancia no puede subestimarse, ya que redefine estudios previos sobre la civilización china.


    La rebelión de Taiping fue una revuelta contra la dinastía Qing en China, luchó con convicción religiosa sobre las condiciones económicas regionales y duró desde 1850 hasta 1864. Las fuerzas de Taiping fueron dirigidas como un grupo de culto llamado la Sociedad de Adoración de Dios por el autoproclamado profeta . Lee mas

    La dinastía Ming gobernó China desde 1368 hasta 1644 d.C., durante el cual la población de China se duplicaría. Conocida por su expansión comercial al mundo exterior que estableció lazos culturales con Occidente, la dinastía Ming también es recordada por su drama, literatura y renombre mundial. . Lee mas


    El autor considera el potencial militar de los vehículos no tripulados del Ejército, la Armada y el Aire. Presta atención a híbridos de diferentes aparatos. Intenta socavar el creciente papel del instinto artificial en el desarrollo del arma de la nueva generación, Swarm One.

    Un ministro brahmán Chanakya, también conocido como Kautilya, entrenó a un joven llamado Chandragupta de la dinastía Maurya. Chandragupta organizó su ejército por su cuenta y derrocó a Nanda en el 322 a. C. Chandragupta Maurya es considerado el primer rey y fundador de la dinastía Maurya.


    Hallazgo espantoso: 100 cuerpos metidos en una casa antigua

    Los restos de 97 cuerpos humanos se han encontrado metidos en una pequeña casa de 5.000 años de antigüedad en una aldea prehistórica en el noreste de China, informan los investigadores en dos estudios separados.

    Los cuerpos de menores, adultos jóvenes y adultos de mediana edad estaban apiñados en la casa, más pequeña que una cancha de squash de hoy en día, antes de que se incendiara. Los antropólogos que estudiaron los restos dicen que un "desastre prehistórico", posiblemente una epidemia de algún tipo, mató a estas personas.

    El sitio, cuyo nombre actual es "Hamin Mangha", se remonta a una época antes de que se usara la escritura en el área, cuando la gente vivía en asentamientos relativamente pequeños, cultivando cultivos y buscando comida. El pueblo contiene restos de cerámica, instrumentos de molienda, flechas y puntas de lanza, que proporcionan información sobre su forma de vida. [En fotos: restos de la epidemia del 'fin del mundo' encontrados en el antiguo Egipto]

    "El sitio de Hamin Mangha es el sitio de asentamiento prehistórico más grande y mejor conservado encontrado hasta la fecha en el noreste de China", escribió un equipo de arqueólogos en un informe traducido publicado en la edición más reciente de la revista Arqueología China (el informe original apareció en chino en la revista Kaogu). En una temporada de campo, entre abril y noviembre de 2011, los investigadores encontraron los cimientos de 29 casas, la mayoría de las cuales son estructuras simples de una habitación que contienen un hogar y una entrada.

    La casa con los cuerpos, apodada "F40", tenía unos 20 metros cuadrados (210 pies cuadrados). "En el suelo, numerosos esqueletos humanos están desordenados", escribieron los arqueólogos.

    Las fotos tomadas por los arqueólogos transmiten la escena prehistórica mejor que las palabras. "Los esqueletos en el noroeste están relativamente completos, mientras que los del este a menudo [tienen] sólo cráneos, y apenas quedan huesos de las extremidades", escribieron los arqueólogos. "Pero en el sur, los huesos de las extremidades se descubrieron en un lío, formando dos o tres capas".

    En algún momento la estructura se quemó. El fuego probablemente provocó el colapso de las vigas de madera del techo, dejando partes de cráneos y huesos de las extremidades no solo carbonizadas sino también deformadas de alguna manera, escribieron los arqueólogos.

    Los restos nunca fueron enterrados y se dejaron para que los arqueólogos los descubrieran 5.000 años después.

    ¿Qué sucedió?

    Un equipo antropológico de la Universidad de Jilin en China está estudiando los restos prehistóricos, tratando de determinar qué pasó con estas personas. El equipo ha publicado un segundo estudio, en chino, en la edición de Jilin University Journal & ndash Social Sciences, sobre sus hallazgos. (Un breve resumen en inglés de sus resultados está disponible en el sitio web de la Asociación Estadounidense de Antropólogos Físicos).

    El equipo de Jilin descubrió que las personas en esa casa murieron como resultado de un "desastre prehistórico" que resultó en que los cadáveres fueran metidos en la casa.

    Los muertos llegaron más rápido de lo que podían ser enterrados. "La acumulación de huesos humanos en F40 se formó porque los humanos antiguos colocaron restos en la casa sucesivamente y se apilaron en el centro", escribieron los líderes del equipo Ya Wei Zhou y Hong Zhu en el estudio.

    El equipo descubrió que aproximadamente la mitad de las personas tenían entre 19 y 35 años. No se encontraron restos de adultos mayores.

    Las edades de las víctimas en Hamin Mangha son similares a las encontradas en otro entierro masivo prehistórico, que fue descubierto previamente en la actual Miaozigou en el noreste de China, anotaron los investigadores.

    "Esta similitud puede indicar que la causa del sitio Hamin Mangha fue similar a la de los sitios Miaozigou. Es decir, ambos posiblemente se relacionan con un brote de una enfermedad infecciosa aguda", escribieron Zhou y Zhu.

    Si se trataba de una enfermedad, mataba rápidamente a personas de todas las edades, sin dejar tiempo a los supervivientes para enterrar adecuadamente a los fallecidos. Los científicos no especularon sobre qué enfermedad podría haber sido.

    La excavación fue realizada por investigadores del Instituto de Arqueología y Reliquias Culturales de Mongolia Interior y del Centro de Investigación de Arqueología Fronteriza China de la Universidad de Jilin.


    Aquí están 11 de las ciudades más antiguas jamás construidas en la Tierra

    Como participante en el Programa de Asociados de Amazon Services LLC, este sitio puede ganar con compras que califiquen. También podemos ganar comisiones por compras en otros sitios web minoristas.

    Cuando piensas en los asentamientos y ciudades más antiguos de la Tierra, algunos de nosotros somos conscientes del hecho de que algunas de estas ciudades se remontan a tiempos antes de que se escribiera la historia.

    Dependiendo de la definición de ciudad, podemos discutir una serie de asentamientos antiguos que podrían competir legítimamente por el título de la ciudad más antigua de la Tierra.

    Si echamos un vistazo a lo que dicen los libros de texto, una ciudad suele definirse como un gran centro urbano poblado de comercio y administración, regido por un sistema de leyes, pero regulado con medios de saneamiento.

    Y si bien esta puede ser una definición realmente básica de una ciudad, otros factores como la población, el número de edificios, el nivel de gobierno, la presencia de muros y fortificaciones, y la densidad de edificios / población.

    En la antigüedad, una ciudad se describía principalmente como un centro urbano de población densa, con un patrón específico de edificios.

    Profesor M. E. Smith de la Universidad Estatal de Arizona escribe en La enciclopedia sabia de estudios urbanos: La definición demográfica, basada en los conceptos de Louis Wirth, identifica ciudades como asentamientos grandes y densos con heterogeneidad social & # 8221.

    Basándome en las definiciones anteriores, he reunido una lista de 11 de las ciudades más antiguas erigidas en la Tierra.

    Damasco es posiblemente el más antiguo de todos

    Damasco es ahora la capital de la República Árabe Siria y se considera la ciudad más grande del país. Damasco tiene una extensa historia y, según los estudiosos, las primeras etapas de la ciudad se remontan a alrededor de 10,000 AC.

    La antigua ciudad de Damasco fue reconocida como un importante centro cultural, comercial y administrativo durante miles de años.

    Jericó, casi tan antiguo como Damasco

    Las ruinas de la ciudad de Jericó

    Según los informes, los arqueólogos han excavado con éxito las ruinas de hasta veinte asentamientos sucesivos en Jericó, que se remontan a más de 11.000 años. La ciudad es una de las ciudades habitadas continuamente más antiguas de la Tierra, y las primeras personas se establecieron allí ya en el año 9.000 a. C.

    Eridu, ¿la ciudad más antigua de la Tierra, según la Lista de reyes sumerios?

    Comenzamos con Eridu, ubicado en el actual Irak. Esta ciudad fue considerada durante mucho tiempo la ciudad más antigua del sur de Mesopotamia y todavía hoy se dice que es la ciudad más antigua del mundo. Los expertos argumentan que Eridu podría significar cualquier lugar poderoso de orientación.

    Se menciona en la Lista de reyes sumerios: “En Eridu, Alulim se convirtió en rey y gobernó durante 28800 años. Alalngar gobernó durante 36000 años. 2 reyes gobernaron durante 64800 años. Entonces Eridu cayó y la realeza fue llevada a Bad-tibira ".

    La antigua ciudad de Eridu fue considerada el lugar de nacimiento de la humanidad.

    De acuerdo con la Lista de reyes sumerios Eridu fue la primera ciudad del mundo. La línea de apertura dice:

    Cuando se redujo la realeza del cielo,
    la realeza estaba en Eridu.

    En Mitología sumeriaSe decía que Eridu era una de las cinco ciudades construidas antes de que ocurriera el Diluvio. Se cree que la ciudad fue fundada en 5400 a. C..

    Varanasi, India: una ciudad antigua fundada por un dios

    India es el lugar de nacimiento de muchas cosas increíbles. Con razón, la India tiene una de las historias más increíbles del mundo. Según la leyenda hindú, la antigua ciudad de Varanasi es al menos 5,000 años y es considerada una de las primeras ciudades en aparecer en la Tierra. A pesar de las leyendas que sugieren que la ciudad se remonta a más de 5.000 años, la evidencia de que está habitada se remonta a unos 3.000 años.

    Según la mitología hindú, Varanasi fue fundada por el dios Shiva.

    Byblos: de donde se deriva la palabra inglesa "Bible"

    Biblos es considerada por muchos autores cuna de muchas civilizaciones. Esta antigua ciudad se considera la más antigua de Fenicia y se cree que ha estado habitada continuamente durante al menos 5,000 años, aunque los signos de ocupación se remontan aún más atrás.

    La palabra inglesa Biblia se deriva de Biblos, ya que la ciudad era un puerto importante desde donde se exportaba el papiro.

    La ciudad fue fundada como Gebal por los fenicios, y su nombre actual fue dado a la ciudad por los griegos.

    Uruk, la ciudad legendaria de Gilgamesh

    Estatua de Gilgamesh en la Universidad de Sydney (Samantha / Flickr / Creative Commons)

    Uruk compite legítimamente en la lista como una de las ciudades más antiguas de la Tierra. Fundada por el rey Enmerkar, la Lista de reyes sumerios menciona a un rey de Eanna antes que él, la épica Enmerkar y el señor de Aratta relata que Enmerkar construyó el Casa del cielo para la diosa Inanna en el distrito de Eanna de Uruk.

    En el Épica de Gilgamesh, Gilgamesh construye la muralla de la ciudad alrededor de Uruk y es el rey de la ciudad.

    Los arqueólogos han descubierto varias ciudades de Uruk construidas unas encima de otras en orden cronológico.

    • Uruk XVIII período Eridu (c 5000antes de Cristo) la fundación de Uruk
    • Uruk XVIII-XVI Período Ubaid tardío (4800-4200 a. C.)
    • Uruk XVI-X Período temprano de Uruk (4000-3800 a. C.)
    • Uruk IX-VI Período de Uruk medio (3800-3400 a. C.)
    • Uruk V-IV Período Uruk tardío (3400-3100 a. C.) Se construyen los primeros templos monumentales del distrito de Eanna
    • Período de Uruk III Jemdet Nasr (3100-2900 aC) Se construye la muralla de la ciudad de 9 km
    • Uruk II
    • Uruk I

    Alepo, actualmente la segunda ciudad más grande de Siria

    La antigua ciudad de Alepo es un tesoro de la historia. La ciudad apenas ha sido excavada por expertos desde que la ciudad moderna ocupa su antigua ciudad. Según los informes, la antigua ciudad de Alepo estuvo habitada desde alrededor de 5000 a. C., como han demostrado las excavaciones en Tallet Alsauda.

    La ciudad antigua era de gran importancia y prueba de ello es el hecho de que Alepo aparece en los registros históricos mucho antes que Damasco.

    El primer registro de Alepo proviene del tercer milenio antes de Cristo, en el Tabletas de Ebla cuando se hizo referencia a Alepo como Ha-lam. Alejandro el Grande se apoderó de la ciudad en el año 333 a. C.

    Arbil: una ciudad antigua de la que algunos han oído hablar

    Llamado localmente Hawler por el Pueblo kurdo, la antigua ciudad de Arbil es la capital actual del Kurdistán iraquí y es una de las ciudades más grandes del Iraq actual. Según la evidencia arqueológica, el asentamiento humano en Arbil (también conocido como Erbil) se remonta a alrededor de 5000 a. C., lo que lo convierte en uno de los asentamientos habitados más antiguos del mundo. Erbil era una parte integral de Asiria alrededor del 2050 a.C., convirtiéndose en una ciudad relativamente importante durante la Antiguo Imperio Asirio.

    Atenas: el lugar de nacimiento de la civilización occidental

    La antigua ciudad de Atenas se considera no solo el lugar de nacimiento de la civilización occidental, sino también el lugar de origen de la filosofía y el pensamiento crítico.

    La ciudad de Atenas ha estado habitada continuamente durante alrededor de 7.000 años mientras que la ocupación humana más antigua en el área circundante se remonta a los milenios XI y VII antes de Cristo.

    Argos: hogar de las medidas feidonianas

    Según los expertos, la antigua ciudad de Argos estuvo habitada de forma continua desde al menos el 5.000 a.C. En la mitología griega, Argos era el hijo de Zeus. La ciudad es famosa por la introducción de medidas que establecen los estándares para un sistema aceptado.

    La ciudad ha estado circulando entre el estado de pueblo y ciudad durante 7.000 años. Según los estudiosos, la historia registrada de la ciudad comienza en el último primer milenio antes de Cristo.

    Curiosamente, se considera que Argos es el origen de la antigua casa real griega macedonia del Dinastía Argead, cuyos miembros más célebres fueron Felipe II de Macedonia y Alejandro el Grande.

    Crocodilópolis: sí, ese es un nombre y probablemente sea la ciudad más antigua del antiguo Egipto.

    Crocodilopolis o, si lo desea, Shedet, o más comúnmente Faiyum, se fundó alrededor de 4000 a. C..

    La antigua ciudad fue el hogar de la adoración del dios cocodrilo Sobek. La antigua ciudad se estableció en el río Nilo, ubicada al suroeste de Memphis.


    Arqueólogos estudiarán esqueletos con grilletes de la antigua Grecia para comprender el surgimiento de Atenas

    Ni siquiera cuatro millas al sur de Atenas se encuentra Phaleron, un sitio desconocido para la mayoría de los turistas. Un puerto de Atenas en la época clásica, Phaleron también cuenta con uno de los cementerios más grandes jamás excavados en Grecia, que contiene más de 1.500 esqueletos. Phaleron, que data de los siglos VIII-V a. C., es importante para nuestra comprensión del surgimiento de la ciudad-estado griega. Y, en particular, por comprender la violencia y la subyugación que la acompañaron. Dos entierros masivos en Phaleron incluyen a personas que fueron arrojadas boca abajo a un pozo, con las manos esposadas a la espalda. Para obtener más información sobre estos entierros desviados y su relación con la formación del estado griego, un equipo internacional de arqueólogos está limpiando, registrando y analizando los esqueletos de Phaleron.

    Entierro en un cementerio de los siglos VIII-V a. C. en Phaleron, Grecia. El entierro conserva grilletes metálicos en. [+] las muñecas, una forma desviada de entierro. (Imagen utilizada con el amable permiso de Ephoreia of Piraeus, Western Attica and the Islands, Ministerio de Cultura, Grecia).

    Entierro masivo de 12 individuos con las manos atadas a la espalda, de los siglos VIII al V aC Phaleron,. [+] Grecia. (Imagen utilizada con el amable permiso de Ephoreia of Piraeus, Western Attica and the Islands, Ministerio de Cultura, Grecia).

    La excavación en el sitio comenzó hace casi un siglo, con una fosa común, a menudo referida como que contiene a los "cautivos de Phaleron" debido a la presencia de esposas de metal, excavada por el Servicio Arqueológico Griego. Pero la excavación a gran escala de casi un acre de Phaleron se llevó a cabo entre 2012 y 2016 por el Departamento de Antigüedades del Ministerio de Cultura helénico, dirigido por la arqueóloga Stella Chrysoulaki. La excavación moderna obtuvo una publicidad masiva en Grecia debido a su escala y a la financiación del Centro Cultural de la Fundación Stavros Niarchos, pero se han filtrado pocas noticias en los medios de comunicación en inglés.

    La excavación arqueológica fue cuidadosa y detallada, con conservadores en el sitio y con varios esqueletos retirados en bloques para futuras microexcavaciones. Se realiza la digitalización de los registros de campo arqueológico, fotografías y mapas, pero esto es solo el comienzo de los propios esqueletos, cuya conservación y análisis deben ser realizados por especialistas en bioarqueología y antropología forense.

    Tumbas del cementerio de Phaleron, Grecia. Inhumaciones en frascos grandes y esqueletos enterrados en el. [+] arena. (Imagen utilizada con el amable permiso de Ephoreia of Piraeus, Western Attica and the Islands, Ministerio de Cultura, Grecia).

    Individuo enterrado en una barca de madera, procedente del antiguo cementerio de Phaleron. (Imagen usada con amabilidad. [+] Permiso de Ephoreia of Piraeus, Western Attica, and the Islands, Ministerio de Cultura, Grecia.)

    Existe una variación significativa en cómo se enterraba a las personas en Phaleron. La mayoría fueron enterrados en fosas simples, pero casi un tercio son bebés y niños en frascos grandes, alrededor del 5% son cremaciones completas con piras funerarias y hay algunas tumbas de cista revestidas de piedra. Un individuo incluso fue enterrado en un bote de madera utilizado como ataúd; el hecho de que esto duró casi tres milenios muestra que la conservación en el sitio es notablemente buena. Los esqueletos con grilletes, fácilmente los restos más convincentes de Phaleron, han recibido la atención de los investigadores durante décadas, ya que se encuentran entre los pocos casos de muertes con grilletes en el mundo antiguo y podrían indicar castigo, esclavitud o una sentencia de muerte. Pero el estudio de estos "cautivos" tiene que realizarse dentro del contexto de todo el cementerio, y analizar 1.500 esqueletos es una tarea enorme.

    A la cabeza del Proyecto Bioarqueológico Phaleron están la bioarqueóloga Jane Buikstra, directora fundadora del Centro de Investigación Bioarqueológica de la Universidad Estatal de Arizona, y el geoarqueólogo Panagiotis Karkanas, director del Laboratorio Wiener de la Escuela Estadounidense de Estudios Clásicos en Atenas. Su objetivo inmediato para los esqueletos muestra el vínculo crucial entre la excavación de esqueletos humanos y el análisis: la curación.

    La Dra. Jane Buikstra y la Dra. Panagiotis Karkanas examinan un entierro removido usando una técnica de bloque. Los . [+] el entierro se almacena dentro de una instalación con clima controlado. (Imagen utilizada con el amable permiso de Ephoreia of Piraeus, Western Attica and the Islands, Ministerio de Cultura, Grecia).

    Antes de que los 1,500 esqueletos puedan estar disponibles para que los investigadores los estudien, es necesario limpiar cada conjunto de restos, hacer un inventario de los huesos, estimar su edad al morir y su sexo, y registrar las patologías básicas. La creación de una base de datos de esta magnitud requiere tiempo y esfuerzo, al igual que la correlación de los esqueletos con su contexto arqueológico, y también requiere una financiación significativa. Ahí es donde está el cuello de botella en este momento. Buikstra tiene una subvención de aproximadamente la mitad de los fondos para la curación de los esqueletos, pero necesita un complemento para que el proyecto avance.

    Sin embargo, a largo plazo, Buikstra está seguro de que los esqueletos de Phaleron nos darán una ventana a un momento crítico en la historia de la antigua Grecia, justo antes del surgimiento de la ciudad-estado. El equipo de investigación tiene cuatro objetivos principales tras la conservación de los esqueletos:

    Cráneo del cementerio de los siglos VIII-V a. C. en Phaleron, listo para la microexcavación y conservación. . [+] (Imagen utilizada con el amable permiso de Ephoreia of Piraeus, Western Attica, and the Islands, Ministerio de Cultura, Grecia.)

    1) Investigar a fondo los entierros encadenados y otros entierros desviados, incluidas las personas arrojadas a fosas comunes. ¿Son una víctima de la agitación política que precedió al surgimiento de la democracia ateniense?

    2) Estudiar los entierros de niños, realizados principalmente en vasijas, para conocer más sobre la infancia y la niñez en el mundo antiguo. Dado que los niños no suelen figurar en el registro histórico, el estudio de sus esqueletos ayuda a revelar sus breves vidas.

    3) Para aprender más sobre la dieta de la gente en esta antigua ciudad portuaria, y para saber si sus habitantes sucumbieron a enfermedades transmitidas fácilmente por marineros y otros viajeros de tierras lejanas.

    4) Ir más allá del análisis de individuos de élite enterrados con ajuar funerario elaborado centrándose en los entierros más simples, para arrojar luz sobre todas las clases sociales de la antigua Atenas.

    Ejemplo de un entierro en decúbito prono de los siglos VIII-V a. C. Phaleron. La posición prona y el trastorno de las extremidades indican. [+] algún tipo de entierro desviado. (Imagen utilizada con el amable permiso de Ephoreia of Piraeus, Western Attica and the Islands, Ministerio de Cultura, Grecia).

    Descripción general de parte del cementerio de Phaleron, que muestra la diversidad de prácticas funerarias en los días 8 y 5. [+] c BC. (Imagen utilizada con el amable permiso de Ephoreia of Piraeus, Western Attica and the Islands, Ministerio de Cultura, Grecia).

    Buikstra y su equipo planean hacer que el proyecto sea accesible a través de un sitio web patrocinado por Ephoreia of Piraeus, Western Attica, and the Islands, Ministerio de Cultura, Grecia y ASCSA. Este sitio web también incluirá publicaciones de blog resumidas, fotos y resultados preliminares. Se planean charlas públicas en los EE. UU., Así como eventos de puertas abiertas, escuelas y museos del Laboratorio Wiener en Atenas.

    Poner la base de datos a disposición de investigadores de todo el mundo también forma parte del plan de Buikstra. Esto permitirá a los bioarqueólogos utilizar métodos analíticos de vanguardia, como el ADN antiguo y la química de isótopos, para contar las historias importantes de la gente de la antigua Phaleron.


    Esta antigua ciudad subterránea gigante puede ser la más grande del mundo

    Como participante en el Programa de Asociados de Amazon Services LLC, este sitio puede ganar con compras que califiquen. También podemos ganar comisiones por compras en otros sitios web minoristas.

    La misteriosa ciudad subterránea, que data de al menos 5.000 años y se encuentra en el área debajo de Fort Nevşehir, un castillo en la cima de una colina de la era bizantina en Nevşehir, ha demostrado ser uno de los descubrimientos más impactantes de los últimos años en la región de Capadocia, donde este y otros se ubican ciudades subterráneas.

    Cerca de la región comúnmente conocida como "La Cuna de la Civilización", encontramos ciudades y estructuras antiguas que desafían todo lo que sabemos sobre la historia y la cronología humanas, ya que algunas de estas estructuras no deberían existir según los estudiosos de la corriente principal.

    No estamos hablando de la antigua ciudad subterránea de Derinkuyu, que se encuentra en la misma región, esta gigantesca ciudad subterránea podría llegar a ser una de las ciudades subterráneas antiguas más grandes (si no la más grande) jamás descubiertas en nuestro planeta. Algunos investigadores se refieren a él como el mayor hallazgo arqueológico del siglo.

    Esta ciudad subterránea fue encontrada por casualidad durante una excavación realizada por trabajadores de la construcción que estaban preparando un nuevo tramo de la ciudad. Desde el descubrimiento, los arqueólogos han encontrado más de 50 artefactos históricos en la ciudad subterránea y la mayoría de ellos ya se han perseverado. Esta enorme ciudad permanece en gran parte inexplorada, pero según los primeros estudios, el tamaño y las características podrían rivalizar con los de la antigua ciudad subterránea de Derinkuyu, que es una de las ciudades subterráneas excavadas más grandes de la región.

    Al igual que Derinkuyu, se cree que esta metrópolis subterránea gigante fue un gran complejo autosuficiente con muchos conductos de aire y canales de agua que permitieron que este gigantesco complejo subterráneo fuera completamente autónomo. Si bien nadie sabe por qué los antiguos Capadocios construyeron estas ciudades subterráneas, muchos estudiosos creen que podrían haber sido utilizadas como lugares seguros cuando el peligro se cernía sobre la superficie. Los capadocios se retirarían bajo tierra y se sellarían con enormes piedras circulares.

    Según informes de National Geographic, es probable que este antiguo asentamiento de varios niveles incluya espacios habitables, cocinas, bodegas, capillas y escaleras.

    Un grupo de geofísicos de la Universidad de Nevşehir realizó un estudio sistemático de un área de 4 kilómetros utilizando resistividad geofísica y tomografía sísmica que mostró resultados increíbles. De las 33 mediciones independientes que tomaron, estiman que esta antigua ciudad subterránea tiene casi cinco millones de pies cuadrados (460.000 metros cuadrados) y una profundidad de 113 metros, lo que la convertiría en la ciudad subterránea más grande jamás descubierta, más grande que Derinkuyu por un tercera. El tamaño exacto de la ciudad antigua sigue siendo un misterio y algunos investigadores estiman que esta ciudad antigua podría ser aún más profunda que las estimaciones anteriores. Los constructores originales de esta y otras ciudades antiguas de la región sigue siendo un misterio.

    Uno de los mayores misterios con respecto a esta antigua ciudad subterránea es cómo los pueblos antiguos lograron construir una ciudad subterránea tan vasta hace 5.000 años. Capadocia o "Kapadokya" significa la tierra de los hermosos caballos en turco.

    Imagen de portada: ciudad subterránea de Derinkuyu en Capadocia, Turquía. Fuente: BigStockPhoto


    ¿La civilización china proviene del antiguo Egipto?

    En una fresca noche de domingo de marzo, un geoquímico llamado Sun Weidong dio una conferencia pública a una audiencia de laicos, estudiantes y profesores en la Universidad de Ciencia y Tecnología en Hefei, la capital de la provincia sin salida al mar de Anhui en el este de China. Pero el profesor no se limitó a hablar de geoquímica. También citó varios clásicos chinos antiguos, en un momento citando la descripción del historiador Sima Qian de la topografía del imperio Xia, considerado tradicionalmente como la dinastía fundadora de China, que data de 2070 a 1600 a. C. "Hacia el norte, la corriente se divide y se convierte en los nueve ríos", escribió Sima Qian en su historiografía del primer siglo, el Registros del Gran Historiador. "Reunido, forma el río opuesto y desemboca en el mar".

    En otras palabras, "la corriente" en cuestión no era el famoso río Amarillo de China, que fluye de oeste a este. “Solo hay un río importante en el mundo que fluye hacia el norte. ¿Cuál es?" preguntó el profesor. “El Nilo”, respondió alguien. Luego, Sun mostró un mapa del famoso río egipcio y su delta, con nueve de sus distributarios desembocando en el Mediterráneo. Este autor, investigador del mismo instituto, observó cómo los miembros de la audiencia estallaban en sonrisas y murmullos, intrigado porque estos antiguos textos chinos parecían estar más de acuerdo con la geografía de Egipto que con la de China.

    El año pasado, Sun, un científico altamente condecorado, ha encendido un apasionado debate en línea con afirmaciones de que los fundadores de la civilización china no eran chinos en ningún sentido, sino en realidad inmigrantes de Egipto. Concibió esta conexión en la década de 1990 mientras realizaba la datación radiométrica de los bronces chinos antiguos, para su sorpresa, su composición química se parecía más a la de los bronces del antiguo Egipto que a los minerales chinos nativos. Tanto las ideas de Sun como la controversia que las rodea surgen de una tradición mucho más antigua de arqueología nacionalista en China, que durante más de un siglo ha buscado responder a una pregunta científica básica que siempre ha estado fuertemente politizada: ¿De dónde viene el pueblo chino?

    Sun sostiene que la tecnología de la Edad del Bronce de China, que los estudiosos creen que ingresó por primera vez al noroeste del país a través de la Ruta de la Seda prehistórica, en realidad llegó por mar. Según él, sus portadores fueron los hicsos, el pueblo asiático occidental que gobernó partes del norte de Egipto como extranjeros entre los siglos XVII y XVI a.C., hasta su eventual expulsión. Señala que los hicsos poseían en una fecha anterior casi todos la misma tecnología notable - metalurgia de bronce, carros, alfabetización, plantas y animales domesticados - que los arqueólogos descubrieron en la antigua ciudad de Yin, la capital de la segunda dinastía de China, los Shang, entre 1300 y 1046 a.C. Dado que se sabe que los hicsos desarrollaron barcos para la guerra y el comercio que les permitieron navegar por los mares Rojo y Mediterráneo, Sun especula que una pequeña población escapó de su dinastía en colapso utilizando tecnología marítima que finalmente los llevó a ellos y a su cultura de la Edad del Bronce a la costa de Porcelana.

    Pozo de huesos de oráculo en Anyang, China. Crédito de la foto: Dominio público / Wikimedia Commons.

    La tesis de Sun resultó polémica cuando el sitio de viajes chino Kooniao la publicó en línea por primera vez en forma de un ensayo de 93.000 caracteres en septiembre de 2015. Como la revista liberal Caixin comentó: "Su título valiente y su lenguaje sencillo atrajeron el interés de más de unos pocos lectores". Ese titulo era Explosive descubrimiento arqueológico: los antepasados ​​del pueblo chino vinieron de Egipto, y el ensayo fue reproducido y discutido en línea, en portales de Internet como Sohu y foros de mensajes populares como Zhihu y Tiexue. Kooniao también creó una página ampliamente leída dedicada al tema en la plataforma de microblogging Weibo, con el hashtag "Los chinos vienen de Egipto", que contiene una muestra útil de respuestas del público. Algunos de ellos simplemente expresan indignación, a menudo hasta el punto de la incoherencia: "La teoría absurda de ese experto acepta al azar a cualquiera como sus antepasados", se enfureció uno. "¡Este es el profundo complejo de inferioridad de las personas en acción!" Otro preguntó: “¿Cómo pudieron los hijos del Emperador Amarillo haber corrido a Egipto? Este tema es realmente demasiado patético. ¡Lo importante es vivir el momento! ”

    Otros comentaristas han sido más reflexivos. Si no están completamente convencidos, al menos están dispuestos a considerar las ideas de Sun. De hecho, un recuento aproximado de comentarios de los intelectualmente curiosos supera en número a los de los puramente reaccionarios en aproximadamente 3 a 2. Como escribió un usuario: “Lo apruebo. Hay que mirar inteligentemente esta teoría. Ya sea que resulte verdadero o falso, vale la pena investigarlo ". Otro escribió: “El mundo es un lugar tan grande que uno encuentra muchas cosas extrañas en él. No se puede decir que sea imposible ". Uno más escribió: “No se puede simplemente descartar rotundamente como incorrecto o maldecir la evidencia como falsa. Los intercambios entre culturas pueden ser muy profundos y distantes ".

    Anticipating his critics, Sun wrote online that to examine anew the origins of Chinese civilization “may appear ridiculous in the eyes of some, because historians long ago stated clearly: We are the children of the Yan and Yellow Emperor.” Historian Sima Qian took these legendary figures as the progenitor of the Han Chinese and the Yellow Emperor’s great-grandson, Yu the Great, as the founder of the semimythical Xia dynasty. These served as the origin stories for imperial China and continued to be credited for decades after the Republic replaced it in 1912, so that even the nation’s most iconoclastic and rebellious sons — Sun Yat-Sen, Chiang Kai-Shek, and People’s Republic founder Mao Zedong among them — have at some time or other felt the need to pay their respects at the Yellow Emperor’s tomb. Even now, the oft-repeated claim that Chinese civilization is approximately 5,000 years old takes as its starting point the supposed reign of this legendary emperor.

    Unbeknownst to many, an anti-Qing Dynasty agitator was the first to publish (under a pseudonym) this claim for the nation’s antiquity in 1903. As his nationalist ideology had it, “If we desire to preserve the survival of the Han Nation, then it is imperative that we venerate the Yellow Emperor.” At that time, the Qing dynasty was in serious decline, its obvious backwardness compared with Western powers the cause of much soul-searching. Anti-Qing intellectuals began to examine critically the roots of Chinese civilization and, for the first time, seized on the idea that they lay in the West. The work that most captured their imagination was that of the French philologist, Albert Terrien de Lacouperie, who in 1892 published the Western Origin of the Early Chinese Civilization from 2300 B.C. to 200 A.D. Translated into Chinese in 1903, it compared the hexagrams of the Book of Changes with the cuneiform of Mesopotamia and proposed that Chinese civilization originated in Babylon. The Yellow Emperor was identified with a King Nakhunte, who supposedly led his people out of the Middle East and into the Central Plain of the Yellow River Valley around 2300 B.C.

    Sun Yat-Sen in Guangzhou, 1924. Photo credit: Public Domain/Wikimedia Commons.

    Liu Shipei, the Peking University history professor and true author behind the pseudonymous chronology of the Yellow Emperor, was among the first to promote Sino-Babylonianism in books such as his 1903 History of the Chinese Nation. By 1915, the theory was widespread enough that the national anthem of the republic, commissioned by President Yuan Shikai referred to it obliquely, calling China “the famous descendant from Kunlun Peak,” which Chinese mythology locates in the far, far West. Another endorsement came from Sun Yat-Sen, founder of the Republic of China, who stated in his 1924 Three Principles of the People lectures that the “growth of Chinese civilization may … be explained by the fact that the settlers who migrated from another place to this valley already possessed a very high civilization.”

    To these and other revolutionaries, Sino-babylonianism was not only the latest European scientific opinion. It was the hope that since China shared the same ancestry as other great civilizations, there was no ultimate reason why it should not catch up with more advanced nations in Europe and America.

    Sino-Babylonianism fell out of favor in China during the late 1920s and early 1930s, when Japanese aggression escalated and a different nationalist politics took hold. Chinese historians, seeking to distance China from imperialist powers, cast a critical eye on Western origin theories and their earlier supporters. At around the same time, modern scientific archaeology was debuting in China. The discovery of Neolithic pottery in Longshan, Shandong, in 1928 showed that eastern China had been inhabited by indigenous groups before the Bronze Age migration Lacouperie had posited. In the same year, excavation of the city of Yin began. On account of the excellence of the Yin-Shang’s material culture — its famous oracle bones, for example, whose writing is the ancestor of the modern Chinese script used today — that polity is often considered the “root of Chinese civilization,” situated well within China’s borders, in present-day Anyang, Henan.

    In the end, Western origin theories were replaced by what sounds like a compromise: a dual-origin theory of Chinese civilization. The view proposed that Eastern Neolithic culture moving West encountered Western Neolithic culture moving East, fusing to form the progenitors of the Shang. It held steady until the 1950s.

    But Chinese archeology took a radical swing toward more extreme nationalism after the 1949 founding of the People’s Republic of China, when, in the words of the historian James Leibold, “China’s scientific community closed inward on itself.” Nationalism and authoritarianism required the interpretation of archaeological evidence as proof that Chinese civilization had arisen natively, without outside influences. As the Sichuan University archaeologist — and eventual dissident — Tong Enzheng wrote in his fascinating account of the politicization of scholarship between 1949 and 1979: “Mao Zedong implemented a comprehensive anti-Western policy after 1949,” which expanded “already extant anti-imperialism … ultimately becoming total anti-foreignism. Unavoidably, Chinese archaeology was affected.”

    Maoism also required a belief that Chinese civilization had developed in accordance with “objective” Marxist historical laws, from a primitive band to a socialist society. Mao-era archaeologists thus strove to use their findings to prove these laws, legitimizing the status quo. As Xia Nai, the director of the Institute of Archaeology himself, wrote in a 1972 paper, “We archaeologists must follow the guide of Marxism, Leninism, and the thought of Mao Zedong, conscientiously fulfilling the great guiding principle of Chairman Mao, to ‘make the past serve the present.’” It’s no surprise then that during the Cultural Revolution meetings were convened under such absurd headings as “Using the Antiquities Stored in the Temple of Confucius in Qufu County to criticize Lin Biao and Confucius.” Meanwhile, revolutionary sloganeering found its way into scientific publications alongside the data.

    Left: Oracle shell with inscriptions. Photo credit: Chabot Space and Science Center/Wikimedia Commons. Right: The Yellow Emperor. Photo credit: Public Domain/Wikimedia Commons.

    Blatant ideological bias faded from scientific endeavors in the post-1978 reform era, but the ultimate goal of Chinese archaeology — to piece out the nation’s history — remained. The best-known example from that era is the Xia-Shang-Zhou Chronology Project, directly inspired by the achievements of Egyptian archaeology. State Councilor Song Jian toured Egypt in 1995 and was particularly impressed by a genealogy of the pharaohs that went back to the third millennium B.C. This prompted him to campaign for a project — included in the government’s ninth five-year plan — that would give Chinese dynasties a comparable record. Mobilizing over 200 experts on a budget of around $1.5 million over five years, the Chronology Project has been considered the largest state-sponsored project in the humanities since 1773, when the Qianlong emperor commissioned the Siku quanshu, an encyclopedia roughly 20 times the length of the Britannica.

    Some questioned the Chronology Project’s motives. One of the most prominent detractors was University of Chicago historian Edward L. Shaughnessy, who complained, “There’s a chauvinistic desire to push the historical record back into the third millennium B.C., putting China on a par with Egypt. It’s much more a political and a nationalistic urge than a scholarly one.” Others criticized the project’s methods and results. The Stanford archaeologist Li Liu, for instance, took issue with the fact that it regarded the Xia as historical and fixed dates for it, when there is still no conclusive archaeological evidence for its existence.

    But the project also had defenders, including Harvard anthropologist Yun Kuen Lee, who pointed out that “the intrinsic relationship between the study of the past and nationalism does not necessarily imply that the study of the past is inherently corrupted.” The usefulness of archaeology in bolstering a nation’s pride and legitimacy — explaining and, to some extent, justifying its language, culture, and territorial claims — means that most archaeological traditions have a nationalistic impulse behind them. Thus, in Israel, archaeology focuses on the period of the Old Testament in the Scandinavian countries, it focuses on that of the Vikings. “The important question that we should ask,” Yun went on to say, “is if the scientists of the project were able to maintain scientific rigor.”

    In some ways, Sun’s current theory is an unintended result of the Chronology Project’s scientific rigor. At the project’s launch in 1996, he was a Ph.D. student in the radiation laboratory of the University of Science and Technology. Of the 200 or so items of bronze ware he was responsible for analyzing, some came from the city of Yin. He found that the radioactivity of these Yin-Shang bronzes had almost exactly the same characteristics as that of ancient Egyptian bronzes, suggesting that their ores all came from the same source: African mines.

    Perhaps anticipating serious controversy, Sun’s doctoral supervisor did not allow Sun to report his findings at the time. Sun was asked to hand over his data and switched to another project. Twenty years after the start of his research and now a professor in his own right, Sun is finally ready to say all he knows about the Yin-Shang and China’s Bronze Age culture.

    Although the public has mostly received Sun’s theory with an open mind, it still lies outside the academic mainstream. Since the 1990s, most Chinese archaeologists have accepted that much of the nation’s Bronze Age technology came from regions outside of China. But it is not thought to have arrived directly from the Middle East in the course of an epic migration. The more prosaic consensus is that it was transmitted into China from Central Asia by a slow process of cultural exchange (trade, tribute, dowry) across the northern frontier, mediated by Eurasian steppe pastoralists who had contacts with indigenous groups in both regions.

    Despite this, the fascination with ancient Egypt appears unlikely to go away soon. As the Xia-Shang-Zhou Chronology project demonstrated, the sentiment has deep, politically tinged roots. These were on display again during President Xi Jinping’s state visit to Egypt in January to commemorate the 60th anniversary of diplomatic relations. On arrival, Xi greeted Egyptian President Abdel Fattah el-Sisi with an Egyptian proverb: “Once you drink from the Nile, you are destined to return.” They celebrated the antiquity of their two civilizations with a joint visit to the Luxor temple.

    It remains to be seen whether Sun’s evidence will be incorporated into mainstream politics to prove a long-standing Sino-Egyptian cultural relationship. But if it is, the proverb Xi uttered after he set foot in Egypt will have been strangely prophetic.

    Imagen superior: Xuan Yuan Inquires of the Dao, scroll, color on silk. Courtesy of the National Palace Museum in Taibei/Wikimedia Commons.


    300-Foot-Wide Ancient Altar Excavated in China

    Found in China's far northwest, the ruins suggest the cultural link between region's east and west was strong even before the Silk Road.

    Sun-Worshippers Built This Massive Altar 3,000 Years Ago

    In a remote corner of northwest China, a recently excavated 3,000-year-old sun altar offers clues to how the region's tribal cultures practiced religion thousands of years ago.

    The ruins were discovered in 1993, in the Xinjiang Uygur Autonomous Region, but were not excavated until last year. Archaeologists can now confirm their initial suspicions that the site was used as a sun altar during the Bronze Age.

    Nomads once dominated this grassland region, which sits in between Kazakhstan and Mongolia. While similar sun altars had been previously found in the east, the complex in Xinjiang is unique to the region.

    The altar itself is comprised of three layered circles of stone. The outer diameter of the largest circle is just over 328 feet long, and archaeologists believe this suggests people and horses would have been used to haul the stones from miles away.

    Archaeologists believe the find is significant because it suggests a strong cultural link between nomadic regions and ancient Chinese ruling dynasties.

    "This proves that central plain culture had already long reached the foot of Mount Tianshan, in the Bayanbulak Grassland, the choke point of the Silk Road," said Liu Chuanming, one of the archaeologists studying the ruins, in CCTV video.

    The Silk Road rose to prominence roughly 100 years before the first century during China's Han Dynasty, when it was established by Chinese diplomat Zhang Quian. The road, which lasted until the 15th century, famously spread trade, economy, and culture.

    Sun worship was a common practice among many cultures that existed during this period.

    "Since ancient times all civilizations on the continent of Eurasia used circle shapes to represent the sun. Mongolian yurts have the same structure as the altar," archaeologist Wu Xinhua commented in the video.

    The video shows the inside of a traditional Mongolian yurt. Wu explained that the ceiling's three tresses represent sky, light, and sun worship.

    He also noted the similarities to the Temple of Heaven in Beijing, which is characterized by layered, circular floors. The Beijing temple is now regarded as belonging to the Taoist religion, however the time in which it was constructed suggests it was originally used for pre-Taoist heaven and sun worship.

    Heaven worship is considered one of China's oldest forms of religion, and mounds were frequently used for elaborate ceremonies and non-human sacrifices. The exact purpose of the sun altar in Xinjiang, however, has yet to be identified. Sun worship was also common among civilizations in Africa and Indo-European regions.

    Archaeologists will continue excavating the sun altar in Xinjiang in an effort to uncover more history of the ancient Silk Road.


    Tokyo: The world's largest city in 1968 AD

    Población: 20,500,000

    Present-day population: 32,450,000

    The economic toll of World War II continued to threaten Japan's economic future into the 1950s.

    But by 1968, Japan had reached an economic and population growth curve that has carried it into the 21st century.

    The years from 1950 through 1990 in Japan are referred to as the post-war economic miracle, the most prosperous time in Japan's history.

    The economic success was based on many factors, but perhaps most important was heavy US investment and a large measure of government intervention by the Japanese.

    This is an update of a post originally written by Robert Johnson and Gus Lubin.


    Ver el vídeo: Los Arqueólogos Hicieron Un Descubrimiento Sensacional Bajo La Pirámide. Los Hallazgos Más Inusuales (Enero 2022).